El aislamiento acústico

Publicado en: Construcción del nuevo estudio

Para abordar el aislamiento acústico lo primero es conocer cómo se transmite el ruido, podemos clasificar las transmisiones en dos tipos, aéreas y de impacto.
Las primeras son las que se transmiten por el aire, a través de paredes adyacentes, canalizaciones… y se combaten mediante el uso de materiales de insonorización en tabiques, puertas y canalizaciones. Uno de los factores fundamentales de estos materiales es la masa , cuanto mayor sea más aísla. El coeficiente de absorción, la porosidad, dureza……son otros de los factores que determinan la efectividad de la barrera.
El ruido de impacto es el que se transmite a través de la estructura del edificio; golpes pisadas….. Para aislar de este tipo de ruidos se emplean soluciones constructivas que implican el desacoplamiento de los trasdosados (tabiques) de la estructura principal, mediante el uso de resortes (muelles, por así decir).
Lo que nosotros hemos hecho ha sido desacoplar suelo y techo mediante resortes, para después construir las paredes apoyadas en el suelo y sujetas al techo. Es importante dejar una cámara de aire entre las paredes y techo originales y las nuevas, así como emplear lana de roca para absorber las resonancias que se generan entre el tabique antiguo y el nuevo. Esta lana de roca no actúa directamente como material insonorizante, pero forma parte de la solución constructiva.
-Techo: Como ya hemos dicho construimos una estructura reforzada a la que sujetar el techo, a esa estructura y mediante el uso de varillas roscadas y tuercas hemos colocado unos silentblock de la marca Mecanocaucho, en concreto el modelo Akoustik seguridad, que es uno de los más adecuados para su uso con la perfilería de placa de yeso que nosotros empleamos. Estos silentblock son de un material llamado sylomer, y actúan como muelle que absorbe las vibraciones estructurales desacoplando el nuevo techo.

Una vez colocados los silentblock con la perfilería primaria se procede a colocar la perfileria secundaria para la colocación de placa de yeso, con la modulación correspondiente. Cubrimos la parte superior de esta perfilería secundaria con lana de roca, colocamos la primera capa de placa de yeso y sellamos todas las juntas.
Una vez la primera capa esta puesta colocamos el material insonorizante, en nuestro caso hemos usado una capa de material viscolastico de alta densidad, en concreto Viscolam 65 de la marca Chova. Este material está especialmente diseñado para el aislamiento acústico, siendo un sustitutivo del plomo y aumentando considerablemente la masa (6 kg por metro cuadrado).

Tras la colocación del material viscolástico colocamos la segunda placa de yeso, que será la definitiva y sellamos las juntas.

Al final y en resumen obtenemos un sándwich compuesto por placa de yeso de 13 + viscolam 65 + placa de yeso de 13, suspendido mediante silentblock.

 

-Suelo: Para el suelo lo primero y principal es calcular el peso de los materiales de suelo, y paredes, más la sobrecarga (peso de mobiliario, personas…) estimada. Esto es muy importante a la hora de elegir los resortes que harán de desacople.Es importante que el nuevo suelo no toque las paredes exteriores, para lo que podemos usar unos tacos que luego retiraremos.
En nuestro caso hemos utilizado dos soluciones diferentes de resorte; por un lado los tacos U-boat de Auralex con rastreles de pino, aprovechando que éste material ya los teníamos.

La otra solución ha sido unos tacos de Sylomer de Mecanocaucho, esta solución nos ha convencido más por su mayor consistencia, además ha resultado más efectiva.
En primer lugar colocamos lana de roca y los tacos sobre el suelo principal (como en todos los casos la lana de roca actúa como absorbente de resonancias). Tras varios ensayos y pruebas decidimos colocar los tacos en una cuadrícula de 60cm por 60cm. Un truco a tener en cuenta es poner un poco de cola para madera en los tacos, para evitar que se muevan con los pequeños movimiento.
Sobre los tacos colocamos una primera capa de tablero de aglomerado de madera de 19mm, sobre esta primera capa colocamos el material viscolástico igual que en el techo (Viscolam 65) y a continuación colocamos una segunda capa de tableros de aglomerado de 19mm. Es importante contrapear la segunda capa de tableros para evitar que las juntas sean coincidentes y dotar de mayor consistencia al suelo.

 

-Tabiques: una vez que tenemos terminados suelo y techo levantamos los tabiques, que serán independientes para cada sala, es decir las tres “cajas” son independientes, cada una con sus puertas y ventanas. Como ya dijimos el suelo y techo no debe tocar los tabiques exteriores, para lo que hemos dejado una separación de 4 cm en todo el perímetro, por lo que ahora al levantar la tabiquería sobre el suelo ya desacoplado nos queda una camara de aire entre los nuevos tabiques y las paredes exteriores.

Colocamos la perfileria para placa de yeso, sujetando los montantes a suelo y techo, instalandoles previamente la debida banda de estanqueidad. Colocamos dentro de la perfileria lana de roca para absorber las resonancias entre la pared exterior y el nuevo trasdosado. Es importante el planteamiento de la carpinteria de puertas y ventanas, pero esos detalles los dejo para los instaladores profesionales.

Instalamos la primera capa de placa de yeso de 13mm, y sellamos todas las juntas. Colocamos la capa de Viscolam 65 y añadimos la segunda placa de yeso, aplicamos la correspondiente pasta y cinta de sellado y listo!!

Los comentarios están cerrados.